jueves, 16 de junio de 2011

90 Minutes European Prime Goal

INTRODUCCIÓN:

Para alguna conversación acerca del futbol, deporte rey, mejor dirigíos a otras personas que sepan apreciar más un juego en el que veintidós personas se dan de patadas por un balón de cuero. Tampoco soy aficionado a practicarlo, pues el deporte me gusta más bien poco y tampoco es este precisamente mi favorito. Sin embargo, de vez en cuando si que me apetece permitirme el capricho de engancharme a un buen juego de futbol por unas semanas, como es este 90 Minutes European Prime Goal de Namco. Si hacemos una retrospectiva, este 90 Minutes se puede considerar la decisión definitiva de Namco de traer por fin a Europa una de sus más longevas sagas deportivas, llamada en Japón J-League Soccer Prime Goal ya que es un juego donde todo lo que podemos encontrar se refiere a la liga de futbol japonesa. En este caso hablamos de la tercera parte, que fue renombrada como indica el titular de este artículo debido a la proximidad de la Eurocopa que se celebró en Inglaterra en 1996, fecha en que este juego piso el viejo continente.

Casi un año tuvieron que esperar los aficionados a este multitudinario deporte para echarle el guante a este título, que no terminaría siendo en Europa igual que en su país de origen, pues todos los equipos de la Japan League fueron sustituidos por selecciones europeas para adaptarlo a los, por aquel entonces, futuros acontecimientos aunque por supuesto no se incluyeron los nombres reales de los jugadores que participan en ellas, algo bastante habitual por aquel entonces. Pero para los que nos centramos en jugar, regatear, chutar y marcar y nos dan igual formaciones, plantillas y nombres, esto es un detalle que no tiene tanta importancia como lo anterior.

TRAMA:

Como he comentado anteriormente, ni los jugadores ni la competición han obtenido la nomenclatura original, sin embargo, se puede apreciar claramente que la intención de los programadores era que pudiésemos reproducir la liga europea en las pantallas de nuestros hogares. Así, podremos seleccionar un equipo de entre los 14 que se incluyen para disputar una liga que nos ira enfrentando con el resto de selecciones. Se podría decir que este es el modo de juego principal, el más directo e inmediato, pero hay otros que describiré más adelante, 3 competiciones en total, así como varias opciones para configurar determinados aspectos del partido.

El público ruge en sus gradas y desespera por que el árbitro de el pitido que da comienzo al partido. Los dos equipos preparados, cada uno en su mitad del campo, mirando fijamente a los adversarios y pensando solamente en una idea fija: marcar tantos goles como sea posible para llegar a ser los vencedores del partido y convertirse en la mejor selección europea.

GRÁFICOS:

Sobre el verde terreno de juego las cosas pintan bastante bien. Una definición bastante buena y unos sprites de jugadores bastante grandes comparados con otros juegos de este estilo, animados a la perfección con numerosos frames por segundo para correr, regatear, driblar, entrar, chutar y realizar todo tipo de acciones a lo largo y ancho del campo de juego. El árbitro a su vez se encarga de no perder de vista las jugadas más importantes del acontecimiento, siempre vestido con un atuendo distinto al de los 22 participantes. La física está bastante bien llevada a la consola, pero se pueden observar fallos ocasionales en la trayectoria del balón o en el comportamiento de algunos jugadores, aunque como ya digo, es algo esporádico. A veces da la sensación de que el campo se queda un tanto pequeño. En el momento del saque, podremos disfrutar de una vista tridimensional con profundidad en la que se alcanza a ver toda la mitad del campo hasta la portería, público en las gradas inclusive. Sin embargo estos solo durará unos instantes hasta que se produzca el primer toque de balón, momento en el cual la perspectiva pasara a ser lateral y más alejada, lo que nos permitirá tener una visión amplia de lo que ocurre en el partido. Solo saldremos de dicho modo de visión en dos ocasiones: (salvando las celebraciones y la aparición de los
marcadores con el resultado) durante los penaltis en caso de empate y durante las ocasiones de regate, que nos mostrará a dos jugadores cara a cara cada uno con una barra que decidirá quien se lleva el balón. Las jugadas más espectaculares resultan ser las ocasiones de gol cuando el portero remata y no se queda el esférico, es entonces cuando surge la oportunidad, mediante un remate, plancha, bolea… etc. de que la pelota cruce la portería.

SONIDO:

La mayor parte del tiempo que invirtamos en este juego será en el campo disputando los partidos. Aquí, existe una melodía pero es prácticamente anecdótica, se limita a una base rítmica salpicada de unos pitidos al estilo caribeño, muy propio de un ambiente futbolero. Es discreta y no molesta en absoluto, lo cual es de agradecer, ya que si nos forzara a bajar el volumen nos perderíamos los auténticos protagonistas sonoros del encuentro que son los efectos ambientales. El público arma bastante jaleo, y de vez en cuando se puede escuchar algún cantico o algún subidón en los momentos de grandes ocasiones de marcar un tanto o en los propios goles. El sonido del balón no está nada mal, cada toque suena distinto, ya sea pase, chute o remate. También encontraremos voces digitalizadas para anunciar el saque inicial o las faltas.

La música también esta presente en los menús y aquí mucho más que en los partidos, como es lógico. Por ejemplo en el general, donde podemos acceder a los distintos modos de juego, nos acompaña una melodía bastante monótona, al igual que durante los cambios de formación. Se salva un poco mas la que aparece durante el modo de juego You’re a Hero!, más melódica y audible que el resto.

JUGABILIDAD:

Uno de los defectos que le he visto al juego es la dificultad para entender el funcionamiento de algunos modos de juego, y no hablo del hándicap del idioma, pues está en inglés y no hay precisamente demasiado texto que comprender. El modo liga es sencillo, escoger equipo y a jugar contra el resto de selecciones, hasta aquí ningún problema. Pero llego a dudar de la necesidad de que haya dos modos de juego como Cup Chapionship y Tournament, supuestamente para varios jugadores, que apenas ofrecen diferencias entre ellos. Con el manual del juego original imagino que esta dificultad para entender las opciones de juego será relativa. Existen las modalidades de un partido rápido, jugador contra consola o jugador contra otro jugador, el clásico versus con el que podremos enfrentarnos, por ejemplo, a un colega en un emocionante partido y también tenemos un par de opciones más originales, como You’re a Hero, en la cual comenzaremos un partido en situación bastante adversa y habrá que remediarlo como sea, o el All-Star, que no he llegado a probar a fondo.

A la hora de jugar el partido en si, que al fin y al cabo es lo que nos interesa, los controles son bastante sencillos y se aprenden deprisa: pase, chute, remate, entrada, toque… El juego es bastante rápido, si bien no llega a ser tan frenético como en otros títulos para la misma consola, pero se pueden crear momentos de auténtica tensión. El balón pasara de dueño rápidamente y tendremos que ir al tanto de no tenerlo demasiado tiempo en posesión y pasarlo, pero con cautela, pues a la mínima será interceptado por un jugador rival. Puede parecer complicado al principio, pero hay una serie de estrategias y tácticas que no fallan y una vez las aprendas, no será difícil meterle una docenita de goles a los contrincantes. Aun así, seguirá siendo muy divertido.

No obstante, también quiero hacer hincapié en algunas rutinas muy feas que tiene el cartucho, como por ejemplo, la más cruel, una especie de “autopase” que se hace el jugador controlado por la máquina cuando está enfrente de la portería y que el 99% de veces termina en gol, hagas lo que hagas. También me ha sucedido en más de una ocasión (esto ya no se si será debido al emulador) que el juego se queda bloqueado, no congelado, sino que a la hora de lanzar un corner o una falta, el jugador contrario nunca acude al punto de chut y esto se alarga infinitamente. Los entrenamientos en cierto modo de juego son de lo más inservible que he visto en un juego de estas características, aparte de resultar un tostón.

CONCLUSIÓN:

En Super Nintendo existen una gran cantidad de simuladores deportivos de futbol y hay un enorme nivel de competencia en cuanto a calidad. 90 Minutes se queda a medio camino entre los grandes con mayúsculas y aquellos cuyo nombre ha quedado olvidado para siempre. Tiene detalles muy buenos, es bastante adictivo y se deja jugar de maravilla, pero se echa en falta algo más de variedad y sobre todo de posibilidades sobre el césped. De todas formas, el hecho de haber transcurrido un año entero desde que fue creado hasta su aparición en nuestro continente no le hizo demasiado daño, entrando por la puerta
grande en una época en la cual este deporte estaba de moda debido a las competiciones reales. Incluye sorpresas muy agradables, como la reproducción de una de aquellas maquinitas handheld de cristal LCD donde nuestro objetivo era recoger objetos que caian e impedir que tocasen el suelo, en esta ocasión son tiros a puerta y nosotros manejamos al portero. Simple pero muy adictiva, lo confieso, un detallazo de los programadores que va estupendamente como extra.

Detalles como este, la calidad de sus animaciones y la velocidad con la que se desarrolla el juego hace que el resultado sea más que aceptable sin llegar al nivel de los más míticos. Ahora si me disculpáis, voy a echar otro partidito.

- Lo Mejor Del Juego: La fusión con el estilo de juego es casi instantánea, controles muy asequibles y rapidez de juego con muchos cambios de ritmo del partido.

- Lo Peor Del Juego: Algunos fallos de programación claman al cielo y pueden arruinar, literalmente, el partido. Algunos modos de juego son algo confusos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado, ¡escribe tu comentario u opinión!